Aunque cada vez nos sentimos más libres y las operaciones estéticas están a la orden del día con total naturalidad, todavía hay prejuicios que nuestra sociedad tiene que empezar a eliminar y algunos de ellos están relacionados con la salud sexual masculina.

Aproximadamente un 20% de los hombres entre 25 y 75 años tiene problemas de disfunción eréctil, mientras que el porcentaje aumenta con los hombres que ven disminuir su apetito sexual con el paso de los años. Sin embargo, parece que estos problemas siguen siendo un secreto y quienes los sufren se niegan, por vergüenza o desinformación, a buscar una solución.

Con el objetivo de normalizar, a la par que dar soluciones de manera integral, nace The Test, una clínica de salud sexual masculina que ha abierto sus puertas en el centro de Madrid predispuesta a revolucionar el sector. Son los primeros en tratar este aspecto a pie de calle y con tanta naturalidad como discreción.

Ya sea por un problema de eyaculación precoz, de impotencia o relacionado con una mala vida sexual, en The Test intentarán encontrar la solución a través de todo su equipo médico y psicológico. The Test es una clínica enfocada a la salud sexual masculina, pero que quiere convertirse también en un lugar de confianza y seguridad para los hombres cuya imagen se aleja de la habitual de una instalación sanitaria.

Trastornos y tratamientos

La disfunción eréctil es un trastorno sexual muy común que hace que los hombres que lo sufren no pueden lograr o mantener una erección. Las causas pueden ser bien físicas o psíquicas, siendo la más común la de origen vascular.

Las ondas de choque constituyen uno de los tratamientos más frecuentes ya que aceleran el proceso de regeneración, estimulan el óxido nítrico y liberan factores angiogénicos para formar nuevos vasos sanguíneos. El 80% de los pacientes tratados con ondas de choque han presentado mejorías en su calidad de vida. Otros tratamientos para la disfunción eréctil que podemos encontrar en la clínica van desde la terapia sexual psicológica y reposición hormonal hasta las prótesis.

Otro de los trastornos más comunes es la eyaculación precoz, que consiste en una disfunción sexual masculina que se caracteriza por la eyaculación que se produce antes o aproximadamente un minuto después de la penetración. Las causas pueden ser muy diferentes, desde motivos personales y psíquicos a problemas físicos. Para ello, el equipo médico ofrece un método de optimización personalizado, que va desde la farmacoterapia, principal tratamiento junto a la terapia cognitivo conductual. Una vez conseguido un mayor control voluntario del reflejo eyaculatorio hay que disminuir la dosis progresivamente y continuar con un seguimiento médico.

La curvatura peneana es uno de los trastornos aparentemente más dolorosos y temidos. Consiste en una patología adquirida del pene de causa no conocida caracterizada por la formación de tejido fibroso en su capa externa. Puede causar deformidad del pene, dolor con la erección y disfunción eréctil. El tratamiento puede variar según la fase en la que se encuentre la enfermedad y va desde los fármacos orales y tópicos, infiltraciones, terapia de ondas de choque, hasta cirugía.

El nivel sanguíneo de testosterona decrece cada año del 0,4 al 1,5%, provocando, con el paso de los años, falta de libido. Pero la terapia de sustitución con testosterona en pacientes de bajo deseo sexual consigue resultados excelentes, aumentando tanto la densidad ósea como la masa magra y restableciendo la función sexual con mejores erecciones y motivación.

Por maestro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *